8 Geniales ideas para renovar tu fachada ¡Ahora!

D.O D.O
HELENE LAMBOLEY ARCHITECTE DPLG Modern houses
Loading admin actions …

Si hasta el momento lo más innovador que habías hecho para el exterior de tu casa era pintarla de un color poco común, estas ideas te harán querer ir más allá. 

Considera que la fachada es la cara visible de tu casa, la que debe lucir hermosa, cuidada, pero también diferente, sobre todo si quieres marcar tendencia. Existen muchos materiales para revestir los muros exteriores, sólo tienes que fijarte que estén acorde con tu estilo y que no se deterioren con facilidad. 

Puedes elegir para tus fachadas las piedras, madera o plantas, pero no olvides que también puedes mezclar varios elementos.

¡Descubre todo lo que puedes hacer!

1. Un antejardín hará la diferencia

Si tienes espacio para un antejardín, no lo dudes y ponte manos a la obra. Hay infinitas opciones que puedes elegir, desde utilizar únicamente pasto y plantas hasta combinar pasto, piedras y gravillas. Debes tener en cuenta que un antejardín soñado tiene mucha vegetación, pero también necesita de poca mantención y agua. 

¿Qué tipo de fachada fue tu preferida? ¡No dudes en compartirla en redes sociales y comentar!

2. La elegancia de los espejos

Si quieres ir a la vanguardia y evitar tanta decoración, lo tuyo son las fachadas acristraladas, donde predominan el vidrio y los espejos. Si bien es un elemento que suelen utilizar mucho las empresas que buscan proyectar modernidad, las casas particulares también pueden usarlo.

Si te inclinas por este tipo de fachada, no dudes en que le dará un toque moderno y elegante a tu hogar. Sólo debes combinarlo con otros elementos, como madera y piedra, para jugar con los contrastes.

3. Cuando mezclas elementos

Ya sabemos que la mezcla de materiales son ideales cuando queremos generar contrastes, lo que da una perfecta armonía. Estos arquitectos diseñaron esta fachada de tres volúmenes, combinando acero, piedras naturales y madera.

4. La calidez de la piedra

Entre los diferentes tipos de revestimientos para fachadas, una que no pasa de moda es la de piedra natural, que entrega la sensación de calidez, pero también tiene la ventaja de ser un material que no requiere de mucho mantenimiento. Entre mármoles, granitos, basaltos y otros, puedes encontrar la mejor alternativa que se adapte a tu casa.

5. Un innovador muro verde

¿Qué te parece esta opción? Los amantes de la vegetación seguramente tomarán nota, porque esta alternativa es muy llamativa. Y si bien son escasas las casas con este tipo de fachadas, debido a que necesitan de una cuidada mantención, se usa tanto en muros externos como internos.

Cuando decidas instalar un muro verde, tienes que tener en cuenta si le llegará sol o tendrá sombra. Luego, será el turno de ver qué tipo de plantas se adaptan a este escenario. Como dato, las plantas pequeñas tienden a ser elegidas para este tipo de jardines, en especial las cubresuelos, de raíces pequeñas.

6. Las sorprendentes celosías y persianas

Permiten la filtración de sol y aire, además de ayudar a la privacidad. Existen muchos materiales que pueden servir para su fabricación, destacando maderas, cerámicas, aluminio y plásticos, como polietileno y PVC.

Se pueden utilizar para cubrir terrazas, ventanas o balcones. Las celosías de madera son más económicas y se han usado bastante en el último tiempo. Para que sean resistentes, se aconseja elegir maderas que tengan tratamientos contra la intemperie y de un grosor superior a los 20 mm.

7. Celosías de cerámica

El otro tipo de celosía muy utilizado es la de cerámica, que puede ser de diferentes colores y diseños, que dará un toque moderno, como el que vemos en esta fachada que combina el blanco de la celosía y los ladrillos en color terracota. 

8. Fachada colorida

Ya sea para que combine con algunos de los materiales mencionados o porque se trata de una alternativa más sencilla y económica, pintar tu fachada puede ser una excelente opción. 

Aunque dependerá del estilo que quieres impregnar a tu casa o del entorno, hay varios colores de pintura a los que puedes echar mano. 

Lo más tradicional es optar por colores neutros y suaves, pero también puedes jugártela por uno más intenso como el rojo, morado o amarillo. Eso sí, con estos colores más vivos hay que tener cuidado, ya que no siempre quedan muy bien cubriendo toda la fachada. Dependiendo del estilo se puede optar por pintar sólo una parte de ésta.


Discover home inspiration!