5 Claves para Entender la Armonía del Color

Jimena Sánchez Fernández Jimena Sánchez Fernández
Sentido Arquitectura Modern schools Multicolored
Loading admin actions …

Entre combinaciones, contrastes e innumerables tonalidades cuesta entender cómo colocar los colores y dónde hacerlo, pero es más sencillo de lo que parece.

Cada uno comunica un sentimiento diferente y estimulan al cerebro de forma distinta también. Al juntarlos con otros cambia totalmente su impacto en el ambiente de una habitación; por ejemplo, un tono súper brillante pudiera distraer el sueño de una persona si se pone en una recámara.

Por eso, cuando apenas estás iniciando a aplicar la teoría en decoración, es importante tener el círculo cromático en mano para entender mejor los degradados, y especialmente qué colores son complementarios uno con el otro.

Así lograrás la armonía del color en tus paletas de diseño, construyendo además espacios agradables a la vista.

Armonía del color

Cuando un espacio está armonizado quiere decir que en la composición hay colores de igual peso, pero con diferente función. Normalmente contiene un tono dominante, un complementario del dominante y uno de mediación.

Círculo cromático

Es una herramienta que segmenta los colores, partiendo de los tres primarios (rojo, amarillo, azul). De ahí se desprenden todos los colores visibles y se organizan de acuerdo a tonos o matices. Es el instrumento más útil para formar paletas armónicas.

Triadas de color

Los tres componentes de la armonía están a igual distancia uno del otro dentro del círculo cromático. La forma más fácil de hallarlos es a través del trazo de un triángulo equilátero sobre su circunferencia, poniendo una de las aristas sobre tu color dominante; las otras dos aristas serán tus colores complementarios.

Electrizante

El naranja, el verde y el violeta conforman una triada de alto impacto, que suele ser bien aceptada en el estilo moderno. El dominante en esta recámara es el violeta, mientras que los otros dos funcionan como complementarios. Tal es el caso que únicamente actúan con luz tenue arriba y por debajo de la cama.

Tres son multitud

En esta cocina pequeñita la saturación hubiera sido demasiada si se hubieran utilizado los tres colores por igual. El naranja ocupa la pared más grande, mientras que el aqua complementa desde la alacena y el rosado solo aparece como detalle en las flores y la silla Acapulco.

Colores complementarios

Pero no forzosamente se requieren triadas de color para crear visuales armónicos. Básicamente cualquier par de colores situados paralelos en el círculo cromático son complementarios. Entonces, si tu paleta está basada en una combinación de dos colores complementarios, también será armónico a la vista.

Una flor y su tallo

El fucsia con el verde se complementan de una forma bella y recuerdan a la naturaleza, como si viéramos un campo de flores con el color vibrante de sus hojas.

Vibrantes

El azul y el amarillo son dos colores primarios que se complementan de manera extraordinaria. Son excelentes cuando se busca un espacio llamativo, a través de dos tonos saturados en su totalidad.

Colores análogos

Análogo significa “relacionado a”, por tanto los colores análogos sería cualquiera presente en el círculo cromático, a excepción de los tres primarios. Cada uno de ellos posee su propio grupo de colores análogos; por ejemplo, el naranja rojizo es análogo del rojo, el verde azulado del verde y así sucesivamente.

El azul petróleo es un análogo del azul que puede ser combinado de diferentes formas para lograr un aspecto excéntrico o bien, si se usa moderadamente, atrae miradas; se ve interesante, sofisticado y moderno.

El azul petróleo es un análogo del azul que puede ser combinado de diferentes formas para lograr un aspecto excéntrico o bien, si se usa moderadamente, atrae miradas; se ve interesante, sofisticado y moderno.

Al ser proveniente del verde, el tono esmeralda contiene los elementos psicológicos que evocan a la naturaleza y a la esperanza; a la vez, su inclinación hacia el azul proyecta calma. Es un tono noble, fácil de combinar y altamente vibrante.

Al ser proveniente del verde, el tono esmeralda contiene los elementos psicológicos que evocan a la naturaleza y a la esperanza; a la vez, su inclinación hacia el azul proyecta calma. Es un tono noble, fácil de combinar y altamente vibrante. La armonía del color al ubicarlo frente al mueble blanco denota limpieza, belleza y elegancia.

Tipos de contraste

La teoría más aceptada en cuanto a contrastes de color es la de Johannes Itten, un diseñador suizo que los dividió en siete categorías: calidad (es un versus entre los tonos vivos/apagados), simultaneidad (tonos saturados cara a cara con grises), cantidad (cuánto espacio abarca cada color), saturación (confrontación de dos o más colores puros), temperatura (fríos vs. cálidos), colocación en el círculo cromático (colores complementarios) y luminosidad (claro vs. oscuro).

Simultaneidad

El naranja, al ser un color saturado, crea un contraste de simultaneidad cuando se empata con el gris de la pared derecha y las columnas. Es un gran ejemplo del estilo rústico aplicado a las terrazas, haciéndole honor a la luminosidad del exterior y complementando el azulejo del suelo.

El día y la noche

El gris es un color frío que disminuye la energía de la recámara, dándole un toque de melancolía y sobriedad. Por su parte, el amarillo utiliza su carácter de tono cálido para acoger la habitación, trayendo vida a la misma. Juntos son un contraste de temperatura que sobresale entre las paredes blancas y el piso de madera.

El blanco y el negro

Lo correcto es no llamarle “color” a ninguno de los dos, porque el negro es la ausencia de color y el blanco es la mezcla de todos los colores en el espectro. Por lo mismo son de gran importancia en el diseño. El negro apagará el ambiente, mientras que el blanco lo iluminará. Ambos funcionan como base de muchos diseños, o para crear acentos interesantes. Simplemente son la viva representación de la dualidad y cuando aparecen marcan un statement contundente.

Un clásico de peligro

El blanco y el negro posiblemente es el conjunto más poderoso, pero peligroso a la vez, en el diseño. Una habitación que incluya estos dos tonos únicamente puede resultar aburrido y soso o bien, con un tremendo caché. El ejemplo de esta imagen nos deja ver como una pareja bien aceitada logra maravillas. En adición, el sillón de piel, con las piezas de arte al fondo y la mesa de metal completan un diseño lleno de personalidad intelectual.


Discover home inspiration!