Encimeras para la cocina: ideas para una elección acertada | homify

Encimeras para la cocina: ideas para una elección acertada

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Línea 3 Cocinas Madrid Modern kitchen
Loading admin actions …

Se suele decir que la cocina es el alma de un hogar. Es por esto, precisamente, que se pone tanto cuidado en su diseño. Esta estancia no sólo es una fábrica de comida, sino un punto de reunión, un espacio lleno de calor y sabor. Uno de sus elementos más importantes es, sin duda, la encimera para la cocina. A primera vista puede no dársele la importancia que tiene. Sin embargo, en este libro de ideas repasamos el amplio catálogo de posibilidades que existen y lo importante que puede llegar a ser su elección.

Existen varios puntos en los que fijarse en su elección: material, precio, estilo… No existe una respuesta correcta para cada uno. Por ejemplo, el precio siempre irá en función del presupuesto. El estilo, por otro lado, debe adecuarse al del resto de la casa y, en cuanto al material, irá muy entrelazado con el punto anterior. Cada tipo de encimeras para la cocina tiene sus ventajas e inconvenientes, ya que cada material y estilo ofrece unas y carece de otras. Esta guía básica recoge los principales materiales: conglomerados, granitos, maderas… , así como las ventajas de cada uno de ellos. Sin embargo, después de su exposición, la última palabra la tendrá el consumidor.

Encimeras de cocina aglomerado

Las encimeras de aglomerado o también nombradas encimeras laminadas se caracterizan por presentar una excelente relación calidad-precio. Son encimeras realizadas de aglomerado de madera o de otros materiales económicos, lo que hace que su precio baje.

Son muy sencillas de instalar y apenas requieren mantenimiento, aunque se debe tener muy en cuenta que su durabilidad es la menor del mercado. Para mitigar esta poca resistencia al tiempo, algunas se ofrecen con tratamientos hidrófugos, es decir, con tratamientos de resistencia a la humedad. Sin embargo su baja resistencia a altas temperaturas es algo que se debe tener muy en cuenta, el mínimo descuido puede provocar su deterioro.

Este tipo de encimera es ideal para presupuestos ajustados o para primeras viviendas, donde los gastos al principio son muy altos y se deben recortar presupuestos. Si este es el caso, una de las mejores formas de hacerlo es optar por rebajar la calidad de la encimera escogiendo una encimera de aglomerado, como se comentaba, poseen una gran relación calidad-precio.

Encimeras de madera

Las encimeras de madera dan ese toque rústico y romántico que tanto se adora en las cocinas tradicionales. Son un complemento perfecto si lo que se busca es añadir un toque de calidez en la estancia. Son algo más costosas tanto en precio como en mantenimiento, sin embargo, son un auténtico regalo para los amantes de lo tradicional.

Existen dos tipo de de encimeras de madera fundamentales. Por un lado puede tratarse de encimeras de madera aceitada. Estas maderas se encuentran bajo un tratamiento específico que otorga a la madera mayor durabilidad y resistencia al agua, aunque frente al impacto no son del todo efectivos. Por otro lado, se puede tratar de encimeras de madera compuestas de listones. En este caso, dichos listones se encuentran unidos sin ningún tipo de tratamiento, por lo que es recomendable aplicarlo para evitar posibles deterioros futuros.

En cuanto al precio de estas, van en función de la madera elegida, si se emplean maderas nobles pueden llegar a ser realmente costosas. Sin embargo, si se opta por maderas económicas como el pino, el precio será muy similar a las encimeras laminadas del punto anterior.

Encimeras de granito

Si el presupuesto es holgado o si se quiere apostar por la calidad, lo mejor es optar por las encimeras de granito. Este material destaca por su excelencia en todas las características a tener en cuenta: resistencia a las altas temperaturas, resistencia a rayado  y resistencia a impactos. Además, si se trata de piedra tratada, son perfectas para evitar las manchas y las bacterias. Por último, cabe destacar que tanto su mantenimiento como su limpieza son realmente sencillos. En cuanto al precio, son bastante menos económicas que las categorías anteriores, de hecho, pueden llegar a convertirse en el elemento más caro de la cocina.

Otro material natural y muy resistente es el cuarzo. El cuarzo resiste realmente bien tanto los golpes como el agua y las altas temperaturas. Es tan versátil o más que el granito. El punto fuerte de este material es, sin duda, el gran abanico de colores que existe en su elección.

Encimeras porcelánicas

Aunque su uso no es muy popular, las encimeras porcelánicas son una gran opción para las cocinas modernas. Este tipo de material ofrece una gran resistencia a las altas temperaturas así como a la humedad y los golpes. Esto es posible gracias al tipo de material, no poroso, que otorga todas estas ventajas a la encimera.

Aunque no ofrecen tanta versatilidad como las anteriores, son una gran opción debido a su buena relación calidad-precio. Su abanico de colores también es bastante amplio y se adapta sobradamente a una variedad amplia de estilos.

Detalles importantes en la elección de la encimera

La encimera es el corazón de cualquier cocina. La principal razón es porque en ella van integrados el resto de elementos: los fuegos, la zona de lavado, electrodomésticos… Además, es en ella en la que se realizan las tareas propias de la cocina y, por tanto, debe ser un lugar limpio y resistente. Tener claro el material elegido es un punto fundamental. Sin embargo, no es el único para hacer una elección óptima. Estos son algunos puntos, además del material, que se deben tener muy en cuenta antes de elegir encimera.

- Grosor: Cuanto mayor sea el groso de una encimera, mayor será su dureza, aunque el material es el punto más importante al respecto de esta cuestión. Tradicionalmente las cocinas tienen un grosor de 3 centímetros. Sin embargo, si lo que se busca es otorgar un carácter moderno a la estancia, el grosor elegido de la encimera debe ser mayor, al menos de unos 6 centímetros. Esta robustez será la diferencia entre una percepción tradicional y una moderna.

- Altura: Las casas más antiguas tienen las encimeras a las que muchas veces cuesta llegar por estar demasiado bajas. El motivo es el salto generacional, antes la media de altura era menor. La altura de la encimera no es un capricho de estilo, si no que deberá ir en función del chef que la habite. La medida más genérica hoy en día son los  85 / 90 centímetros para estaturas entre el metro y medio y el metro setenta. Sin embargo, si el dueño de la cocina posee una altura superior, lo ideal será una encimera de unos 95 / 100 centímetros.

- Cantos: Además de a las piedras, cuando se habla de cantos se hace referencia a las terminaciones de las encimeras para la cocina. Generalmente, hasta que no se comienza a elegir una encimera nadie repara en la existencia de diferentes tipos de cantos. Los cantos que se pueden elegir en una encimera son sencillo (corte recto en el que la encimera acaba en un ángulo de 90º), de media caña (el borde superior queda ligeramente redondeado para que el final no se tan abrupto) y redondo (la encimera no tienen ningún pico, evitando así posibles deterioros futuros y suavizando el aspecto de la encimera).

¿Estás pensando cambiar la encimera y necesitas asesoramiento? Los profesionales de homify te brindarán toda la información que necesites y, si buscas más inspiración, no dejes de leer: 20 cocinas modernas con encimeras de mármol y granito.


Discover home inspiration!