7 errores que todos cometemos en casa (y cómo solucionarlos)

Request quote

Invalid number. Please check the country code, prefix and phone number
By clicking 'Send' I confirm I have read the Privacy Policy & agree that my foregoing information will be processed to answer my request.
Note: You can revoke your consent by emailing privacy@homify.com with effect for the future.

7 errores que todos cometemos en casa (y cómo solucionarlos)

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Marylebone Modern style bedroom by LEIVARS Modern
Loading admin actions …

Nadie es perfecto. Hay que asumirlo. Como también hay que asimilar que, quien más y quien menos, comete algún que otro error en el interior de su hogar ya sea por despiste, por la imposibilidad de alcanzar el equilibrio entre compromisos sociales, responsabilidades familiares o por simple falta de tiempo para mantener el status quo habitacional. El desorden puede colarse en la casa de cualquier mortal, saltándose a la torera los paradigmas de la organización y limpieza que permiten mantener el equilibrio entre las cuatro paredes que delimitan toda vivienda. 

Sin embargo, conocer los errores más habituales para poder poner remedio y evitar esa sensación de caos que flaco favor puede hacer a tus interiores, es la mejor manera de devolverle a tu casa el esplendor. Pequeños gestos, cambios en hábitos que hemos dado por buenos o una atención a detalles que pueden parecer irrelevantes son sólo algunos indicios que pueden ayudarte a emprender la senda de la reconquista de tu hogar. ¿Quieres descubrir todos los trucos para evitar los errores más frecuentes que todos cometemos en casa y cómo solucionarlos? ¡No pierdas detalle!

1. Comparar tu casa con la de otros

Sí, somos humanos y eso nos hace caer, con frecuencia, en disparatadas comparaciones que pueden resultar tan gratificantes como frustrantes. Uno de los errores que habitualmente cometemos a la hora de acometer la organización e, incluso, el diseño de nuestros interiores es comparar nuestra casa con la de amigos, familiares o conocidos. La realidad es que cada persona es un mundo y lo que para unos puede resultar ideal, para otros puede llevar implícito el fiasco más absoluto. 

Antes de ponerte a decorar, haz examen de conciencia. Analiza qué necesitas realmente y cuáles son las herramientas más apropiadas para dar respuesta a tus demandas. Lo contrario puede sumir tus interiores en diseños poco prácticos que no reflejen tu personalidad ni despierten tu atracción. 

2. No priorizar

Marylebone Modern style bedroom by LEIVARS Modern
LEIVARS

Marylebone

LEIVARS

La realidad es tozuda e impone sus propios ritmos. En ocasiones, un planteamiento errático del diseño de interiores del hogar puede traducirse en un caos. La decoración ofrece un amplio catálogo de recursos encaminados, no sólo a dotar tus estancias de una belleza y personalidad propia, sino a hacerte la vida más fácil. Una isla de cocina, un vestidor, una iluminación apropiada… Hay mil detalles que puedes contemplar a la hora de diseñar tus espacios poniendo la creatividad al servicio de tus necesidades.

No permita que las tareas de la casa te abrumen o el desorden te haga sentir que pierdes el control de la situación. Establece un orden de prioridades para reestablecer el equilibrio y, si tienes dudas de cuál es e mejor camino para conseguirlo, contacta con expertos en la materia que puedan brindarte el asesoramiento necesario para volver a enamorarte de tu casa.

3. Acumular sin sentido

Tan importante como garantizar el orden dentro del hogar es disponer de las soluciones de almacenamiento apropiadas para ello. Seguro que en más de una ocasión has pasado por delante de alguna tienda y te has sentido seducido por una bonita caja, unas coquetas cestas de mimbre o un cesto para el baño pero ¿realmente lo necesitas? Es frecuente caer en el error de acumular cajas y otros recursos similares que, aunque en origen fueron concebidos como garantes de la organización, terminan por contribuir al caos. 

Si estás decidido a plantar cara al desorden, no te lances a las compras compulsivas. Estudia cómo mejorar la organización de tu cocina, baño o dormitorio y hazte con las herramientas para conseguirlo sin que ello suponga añadir un factor desestabilizador extra a la receta. 

4. Estanterías desordenadas

Peponi House Tropical style kitchen by STUDIO [D] TALE Tropical
STUDIO [D] TALE

Peponi House

STUDIO [D] TALE

Uno de los recursos habituales para salvaguardar el orden en casa es contar con estanterías y armarios que, en no pocas ocasiones, dejan a la vista lo que hay en su interior. Bien gestionado, la contribución a la estética que este tipo de sistemas pueden hacer a una cocina, por ejemplo, es realmente atractiva aunque si no cuidamos su estado, los resultados pueden ser nefastos. 

No caigas en el error de abandonar la imagen que devuelven tus estantes. Mantén cada cosa en su lugar para que especies, menaje u objetos decorativos terminen por potenciar la sensación de desorden en casa. Si crees que te resultará demasiado complicado, siempre puedes optar por armarios de puertas opacas que, aunque no te eximan de tenerlos ordenados, siempre te darán algo de tiempo extra para organizarlos correctamente mientras mantienes su interior alejado de miradas indiscretas. 

5. Confundir limpieza y organización

Entre los errores más frecuentes que todos cometemos en casa está el hecho de confundir la limpieza con la organización. Quitar el polvo o pasar la fregona no implica que tus habitaciones estén ordenadas, como tampoco tener todo perfectamente organizado significa, necesariamente, que tus espacios luzcan impolutos. El primer paso para tener tu casa en orden es saber identificar ambas cuestiones con claridad. Lo siguiente será establecer ciertas rutinas que te permitan cumplir con una y otra tarea de un modo sencillo y eficaz. 

6. Desproporción

Más que una cuestión de orden en casa, otro de los errores frecuentes en los que solemos caer es dar por buenos ciertos elementos como parte del proyecto decorativo de nuestros espacios. Sucede frecuentemente en estancias que, sin ser necesariamente cuartos desaprovechados, no son de uso habitual y también en áreas exteriores tales como jardines, patios o terrazas. Si en un salón nos descuadra un sofá desproporcionado ¿por qué consentir esa desproporción en el mobiliario del patio? La estética tiene mucho que decir al respecto de la sensación de orden que trasladan al espectador tus habitaciones así que, siempre que te sea posible, respeta los criterios de proporcionalidad y sentido práctico. 

7. Sobrecargar armarios y estantes

eclectic  by ARREX LE CUCINE, Eclectic
ARREX LE CUCINE

BON TON BY OFFICINA DESIGN

ARREX LE CUCINE

Si antes nos referíamos a esa tendencia a la acumulación de soluciones de almacenamiento como un error frecuente en la organización de la casa, no es menos cierto que hacer acopio de objetos y guardar con celo todo tipo de accesorios sin sentido también pone en peligro el equilibrio organizativo. Una estantería plagada de elementos inútiles no te ayudará a crear una atmósfera en armonía. Empieza por aligerar estantes y continúa con armarios, alacenas, cajones… Practicar el desapego puede ser muy gratificante además de una terapia genial para ganar espacio en casa.

¿Te gustaría conocer algunos trucos para mantener el orden en el hogar sin demasiadas complicaciones? Sigue leyendo: 7 claves para la limpieza y el orden en casa (incluso con niños).

Modern houses by Casas inHAUS Modern


Discover home inspiration!