9 cosas que debes evitar para que no suba la factura de la luz

Request quote

Invalid number. Please check the country code, prefix and phone number
By clicking 'Send' I confirm I have read the Privacy Policy & agree that my foregoing information will be processed to answer my request.
Note: You can revoke your consent by emailing privacy@homify.com with effect for the future.

9 cosas que debes evitar para que no suba la factura de la luz

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Modern kitchen by The Wall Modern
Loading admin actions …

Hablar de una casa es mucho más que referirnos a decoración y diseño de interiores. La organización de un hogar trasciende del mero aspecto estético abarcando toda una serie de consideraciones que afectan, de un modo un otro, en el presupuesto familiar. Servicios tales como el agua, la luz, el gas o la telefonía, también forman parte de la gestión de una vivienda y, en no pocas ocasiones, implican gran pericia por parte de los propietarios para llegar a fin de mes.

Hacer malabares para satisfacer todos los pagos se ha convertido en costumbre. Sin embargo, existen ciertas rutinas que pueden ayudarte a rebajar algunos de ellos. En este libro de ideas te proponemos 9 prácticas para ahorrar en la factura de la luz, gestos sencillos y fáciles de llevar a la práctica con los que reducirás el montante de la inversión en electricidad a fin de mes. ¿Quieres conocerlos? ¡Sigue leyendo!

Dejar todo enchufado

La mayoría de los aparatos que habitualmente forman parte, no solo de la decoración y diseño de tus interiores, sino también de su vertiente más funcional, tienen que ver de un modo u otro con la energía. Televisores, microondas, cafeteras, ordenadores… En todas las estancias de la casa puedes contar con uno de ellos pero debes evitar tenerlos enchufados si no están en uso. El estado de stand by de tus electrodomésticos puede incrementar la factura de la luz, al margen de que, en caso de que haya una subida de tensión, tenerlos conectados a la red eléctrica puede afectar a su funcionamiento.

Cuidado con los que más gastan

No todos los electrodomésticos y aparatos electrónicos tienen el mismo consumo, de hecho, no es lo mismo un frigorífico que un horno o un aparato de aire acondicionado. Seguramente hayas observado que en épocas de frío o calor, tu factura de la luz sube y, probablemente, su origen esté en un uso excesivo de los sistemas de climatización. Lo mejor que puedes hacer para rebajar la cifra final es utilizarlos con mesura pero, si no queda más remedio que conectarlos, lo ideal es apostar por electrodomésticos con una calificación energética que garantice un consumo reducido o, incluso, apostar por aquellos que utilizan fuentes de energía alternativas. 

Iluminación innecesaria

La iluminación es un aspecto fundamental dentro del planteamiento decorativo de cualquier vivienda pero cuando se trata de esclarecer cómo ahorrar en la factura de la luz, hay ciertas consideraciones que debes tener en cuenta. Está muy bien contar con puntos de luz que permitan crear distintos ambientes pero mantener encendidas lámparas y luces en espacios donde no hay nadie, por ejemplo, es una práctica que debes evitar si quieres reducir el consumo en tu vivienda al tiempo que mejoras el medio ambiente. 

Déjate asesorar

Ya lo dice el refrán: aprendiz de mucho, maestro de nada. No se puede ser experto en todos los ámbitos y, puestos a elegir los aparatos electrónicos de la casa, lo ideal es dejarse asesorar por profesionales. Es posible que la marca y modelo que buscas no sea lo que mejor se adapte a tus necesidades o las condiciones particulares de tu vivienda e, incluso, puede pasar que sus características técnicas sobrepasen lo ideal para prestar un buen servicio en tu hogar. Si quieres evitar que tu factura de la luz se dispare, déjate asesorar por los expertos en la materia.

Obviar el modo ahorro

La evolución de la tecnología ha llevado al desarrollo de aparatos inteligentes capaces de satisfacer tus necesidades gastando mucho menos. Muchos de los electrodomésticos que puedes encontrar actualmente en el mercado te permitirán ahorrar en la factura de la luz sin apenas esfuerzo. ¿Cómo? La respuesta es sencilla. Estudia sus características y no desaproveches el modo ahorro, un estado en el que continuarán trabajando pero de forma más eficiente y consumiendo menos. 

El congelador vacío

El congelador como aparato independiente o como parte de la nevera es uno de los aparatos que más energía puede consumir en casa a lo largo de todo un mes, no en vano, permanece en funcionamiento 24 horas al día. No obstante, incluso con este electrodoméstico trabajando a pleno rendimiento puedes evitar que suba tu factura de la luz. La idea es llenarlo (sin saturar) y la explicación es sencilla. El aparato aporta frío hasta que llega a la temperatura marcada pero cuando la alcanza, solo ha de mantenerla. En un congelador lleno de alimentos, una vez congelados, los mismos pasan a ser una fuente de frío y, en consecuencia, es necesario un menor consumo de energía. Por la misma razón, resulta importante no abrir y cerrar constantemente el aparato, evitando así un aumento de la temperatura. 

Reduce los tiempos

Otro de los aparatos que puede ayudarte a la hora de ahorrar en la factura de la luz es la lavadora. Su presencia es algo habitual en cualquier vivienda, lo mismo que su uso aunque, al respecto de este último, puedes aplicar ciertos trucos con los que rebajar el consumo energético. Los ciclos de lavado cortos consumen menos electricidad y eso, a final de mes, puede tener su reflejo en la factura. También puedes prescindir del centrifugado y aprovechar las altas temperaturas estivales para secar la ropa aunque tengas que invertir algo más de tiempo. 

Lámparas de bajo consumo

¿Aún no has sustituido tus viejas bombillas por luces de bajo consumo? Si estás diseñando tu plan de ahorro energético, este es uno de los pasos principales que tienes que llevar a la práctica. Este tipo de luces así como las lámparas led tienen un coste sensiblemente superior a las tradicionales pero, a la larga, supondrán una reducción considerable en la factura de la luz. Si tienes dudas plantéatelo como una inversión de la que, con perspectiva, sacarás un beneficio constatable. 

Reguladores de intensidad

La última de nuestras recomendaciones para que no suba la factura de la luz tiene que ver, nuevamente con la iluminación. Si la idea de cambiar todas las bombillas no te seduce demasiado, siempre puedes optar por instalar reguladores de intensidad que te permitan reducir el consumo en función de tus necesidades. Como en el caso anterior, tendrás que realizar una inversión previa pero, a la larga, lo agradecerás.

Si te interesa el tema, sigue leyendo: 9 trucos que necesitas saber para ahorrar en la factura de la luz

Modern houses by Casas inHAUS Modern


Discover home inspiration!