Top 5: los mejores aislantes para tu hogar

Irene M.Tutor Irene M.Tutor
arketipo-taller de arquitectura Modern dining room
Loading admin actions …

Un hogar bien aislado es un hogar protegido ante las inclemencias del tiempo y ante los cambios de temperatura. Cuando las paredes y techos de nuestra casa no incluyen alguno de estos materiales aislantes es resultado es que nuestra factura en gasto energético crece sin control porque parte del gasto en calefacción que hacemos se esfuma a través de nuestras paredes y ventanas

De ahí que invertir en un buen aislamiento térmico sea una apuesta segura para nuestro hogar. El problema viene cuando tenemos que escoger entre toda la oferta de aislamiento que existe en el mercado y cuando se trata de adecuar nuestro nuestro bolsillo a nuestras necesidades. 

Pues bien, desde homify queremos ponerte un poco más fácil tu elección y te contamos en este libro de ideas todos los detalles sobre los materiales aislantes más usados.

Aislamiento con fibra de vidrio

La fibra de vidrio constituye uno de los materiales de aislamiento más empleados en los últimos años y se caracteriza en especial por su elaboración que consiste en un denso tejido de finas hebras de vidrio que se entrelazan para crear una densa pantalla que minimiza la perdida de calor de nuestro hogar. 

Se trata de un material aislante no infamable y muy efectivo, por lo que se convierte en una de las principales elecciones para instalar entre los muros de nuestras casas gracias también a su bajo coste. 

Sin embargo, su instalación conlleva tomar una serie de precauciones, lo que complica algo más el proceso, pues la fibra de vidrio se forma al combinar una fina capa de silicona con polvo de vidrio y es habitual que se formen pequeños cristales. Durante la instalación estos pueden causar daño en los ojos, pulmones, e incluso en la piel en caso de no contar con el equipo de seguridad adecuado.

Celulosa, un material eco-friendly

La celulosa es probablemente uno de los materiales aislantes más respetuosos con el medio ambiente ya que está realizado con distintos derivados del papel, en su mayoría -cerca del 85%- con papel y cartón reciclado. 

Una de las ventajas de este sencillo pero efectivo material es que al estar los pequeños trozos de papel prensado, este resulta tan denso que apenas contiene oxígeno por lo que presenta una alta resistencia al fuego. Además, es habitual añadir en su fabricación sulfato de amonio y otros componentes para aumentar su resistencia al fuego y a las termitas.

El uso de la celulosa es cada vez más extendido y es que se trata de un material muy eficaz como aislante y con un precio muy económico. Sin embargo hay ciertas desventajas, pues este material puede producir alergias en ciertas personas a causa del polvo de periódico, material que forma parte de su composición. Además no existen tantas empresas especializadas en este tipo de aislamiento en comparación a otras como la fibra de vidrio.

Lana mineral

Cuando nos referimos al concepto de lana mineral, estamos hablando de un material de origen mineral o artificial con una gran capacidad aislante. Por lo general su producción se basa en dos procesos, en el primero de ellos se extrae de minerales naturales como el basalto, mientras que en el segundo se emplea un material artificial conocido como lana de escoria. Este último se obtiene de la escoria que se forma en la superficie del metal fundido.

Por su composición es uno de los materiales aislantes más efectivos, aunque no es recomendable para climas o situaciones de extremo calor,. Sin embargo, utilizándola junto a otros materiales resistentes al fuego resulta uno de los materiales más completos. Además suelo comercializarse en rollos o bloques por lo que resulta muy cómodo de instalar en nuestras paredes y grandes áreas en general.

Espuma de poliuretano

La espuma de poliuretano es conocida por ser uno de los materiales aislantes con mejor rendimiento, ya que aplicando simplemente una fina capa podemos obtener resultados similares a otros materiales que requieren de un espesor considerable para ser igual de efectivos. Además es conocido también por sus excelentes propiedades como aislamiento acústico. 

En todo lo que se refiere a trabajos de relleno, sellado e incluso insonorización, es muy útil gracias a su gran adherencia, de ahí que su uso se haya extendido bastante en los últimos años.

Debido a la textura y consistencia de esta espuma tenemos que tener una serie de consideraciones antes de aplicarlo. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que este tipo de espuma tiene que ser aplicada en superficies firmes, libres de polvo y grasa. Una vez que tengamos limpia la superficie, debemos humedecer los soportes donde echaremos el poliuretano para facilitar la creación de espuma y acelerar su adherencia.

El poliestireno

El poliestireno es una espuma termoplástica resistente al agua, de elevadas prestaciones mecánicas y no se pudre, convirtiéndose así en otro de los materiales estrella para el aislamiento térmico y acústico de nuestro hogar, ya que es un aislante muy duradero. Por lo general podemos encontrarlo en dos formatos, expandido y extruido, su principal diferencia es su precio.

El aislamiento de poliestireno tiene una superficie increíblemente lisa en comparación con otro tipo de materiales de aislamiento. Normalmente la espuma se crea o se corta en bloques, ideal para el aislamiento de la pared. El resultado final es espectacular ya que podremos disfrutar de una temperatura constante en nuestro hogar sin ningún inconveniente estético, ya que la capa aislante queda integrada en la pared. Para una vivienda amplia y libre de paredes como este diseño de Mild Haus, es una excelente decisión.

Uno de los inconvenientes del poliestireno es que la espuma es inflamable, por lo que tiene que ser recubierto con otro compuesto ignífugo, con una lata resistencia al fuego.

¿Cuál es el material más conveniente?

Existen multitud de formas distintas disponibles para el aislamiento de nuestro hogar, cada uno de ellos con sus propias características, ventajas e inconvenientes. Por eso es importante informarse ampliamente antes de lanzarnos a escoger uno de estos materiales para acertar con el que más se adapte a nuestras necesidades.

Como ya hemos visto, la fibra de vidrio es uno de los materiales más económicos aunque tendremos que tener sumo cuidado en su manejo, mientras que la celulosa es eficaz, respetuosa con el medio ambiente y resistente al fuego, pero complicada de instalar. Por otro lado materiales como la lana mineral tienen que convinarse con otros componentes para resultar segura y efectiva. 

Existen otros materiales más novedosos como el aerogel que se ha vuelto más accesible en lo súltimos años y que es utilizado por la NASA ara la construcción de tejas resistentes al calor extremo. SIn embargo su precio no es tan accesible.

Otra opción es recurrir a las fibras naturales como aislante; cáñamo, lana de oveja, algodón,… Aunque lo cierto es que, ante las innovaciones tecnológicas juegan en desventaja. 


Discover home inspiration!